Links de interés
 
 >>> NOTAS ANTERIORES
 >>> IMAGENES PARA REFLEXIONAR
 >>> LEA LOS DIARIOS ONLINE
- La Capital
- Infobae
- La Nación
- El Clarín
- El País (de España)
- Negocios
 
 
 
 
enviar nota por e-mail
"CADA DIA QUE PASA ME SIENTO MAS MADRAZA"
HIJAS DEL CORAZON
Raquel Butazzoni de 72 años, es la fundadora y directora del hogar Madres Solteras Primerizas, ubicado en Córdoba 3747 de la ciudad de Rosario, en la actualidad tienen alojada a 38 menores. Ser y Sociedad dialogó con ella y además accedió al testimonio de dos de las chicas que viven actualmente en el lugar. Una obra de amor puesta en marcha, lograr que las adolescentes se recuperen, vivan cómodamente y tengan la posibilidad de terminar sus estudios.
Jaquelin Alexis Sánchez
Los niños y adolescentes conviven diariamente con los peligros que presenta la sociedad, entre ellos la violencia, el maltrato, el abuso y la prostitución. A diario, esas situaciones van acompañadas de las drogas y el alcohol y hacen que el menor pierda el sentido hacia la vida. Frente a eso, existen personas que en la actualidad desean ayudar y cuidar a esos pequeños, brindándoles alimentos, vestimentas, protección y por sobre todas las cosas amor.
Dice Raquel: “Hace 21 años que fundé este hogar y desde mis 14 años milito en partidos, siempre ayudando a los más humildes dentro de Rosario y en los alrededores. Desde el comienzo, trabajé con la clase humilde”.

-¿Cómo fue la idea de fundar el hogar?
-Fui concejal de la ciudad y llevé la idea de fundar un hogar siempre conmigo, pero un día me visitaron chicas de un hogar de tránsito de madres muy jovencitas, y fue en ese momento que pensé en realizar este proyecto. Fundé el hogar de Madres Solteras Primerizas. Le puse el nombre de primerizas, porque muchas chicas tuvieron una primera experiencia como mamá no muy buena. Nosotros, les enseñamos a que no cometan una segunda falta y que midan las consecuencias, porque para tener un segundo hijo, deben pensarlo bien. También, tienen que tomar conciencia de los dolores que les causó ser madres solteras y el no haber recibido el apoyo necesario.

-¿Quién subvenciona los gastos del hogar?
-El hogar es una ONG, que tiene personería jurídica, está registrada a nivel provincial y nacional y tenemos convenios con la Provincia por dos mil quinientos pesos. Ellos, nos tienen que dar el dinero por mes, pero cada cuatro meses envían la suma que corresponde por los meses pasados. De esa manera no nos sirve, porque nos atrasamos en las cuentas, en los convenios y con los proveedores.

-¿Cuál es su trabajo dentro del hogar?
-Mí trabajo, es formar una persona de media persona que llega al hogar. Estoy muy orgullosa de lo que hago, porque el cincuenta por ciento de las chicas se han recuperado. Prometo, que después de todos los destrozos que ha ocasionado en el lugar la lluvia y las piedras, no espero grandes cosas. Me voy a superar día a día, para realizar un evento donde pueda juntar a todas las chicas, que han salido del hogar y en la actualidad tienen una vida digna. Voy a invitar a toda la gente, para que vean la otra cara del hogar.

-¿Cómo llegan las chicas al hogar Madres Solteras Primerizas?
-Las chicas llegan a mí a través de problemas graves, como prostitución adolescente, drogadicción, fuga o abandono. Cuando vienen las jovencitas, se encuentran muy enfermas, con sarna, desnutridas y embarazadas. Y muchas de ellas, fueron violadas o abusadas sexualmente. Los bebés de meses, llegan también desnutridos, pero por suerte nos esmeramos para sacarlos adelante, porque ese es mi trabajo.
Las chicas son derivadas por los jueces, ellos eligen donde tienen que vivir y las mandan al hogar que creen conveniente. Las personas que están a cargo de las atenciones a adictos en drogadicciones, siempre me dicen que somos los únicos, donde se contiene a las niñas.

-¿Actualmente cuántas chicas viven con ustedes?
- Viven con nosotros treinta y ocho chicas, todas menores, desde un mes hasta dieciocho años. Las instalaciones están capacitadas para que las niñas vivan cómodamente y el lugar es bastante grande. Yo solo puedo recibir a menores y a los 21 años se tienen que ir, no es que las dejo tiradas en la calle. Porque, yo fui la que las cuide y las defendí de los peligros de la noche, lo que hago es buscarles un trabajo y ayudarlas para que puedan desenvolverse bien en la sociedad. Trato de que se inserten socialmente.

-¿Las adolescentes concurren a la escuela?
-Acá adentro de la institución tenemos una escuela, donde vienen maestras de diferentes establecimientos a dar clases, eso es para las chicas que no pueden salir. Las que pueden salir van a las escuelas del barrio. Algunas jóvenes que no están autorizadas porque pueden fugarse o retomar el camino de las drogas o la prostitución. Cuando una chica ingresa y viene con ese tipo de circunstancias, hay que esperar más de un año para que pueda retomar el camino de la calle, así no vuelven a cometer el mismo error. En el caso de que tengan que ir al médico las llevo yo, o la gente del lugar.

-¿Con cuánto personal dispone la institución?
-Yo solamente cuento con la ayuda de mi familia, mis hijas, mi nuera, mi hijo y mi marido, para llevar acabo todo esto y mantenerlo. No es fácil, pero tratamos día a día de hacer lo mejor posible y brindarles todo nuestro amor. Igualmente, siempre yo recalco lo mismo, aquellas chicas que se portan bien y tienen a su familia, después de un tiempo y de evaluar que han cambiado, las regresamos con sus familiares. Porque ellas han comprendido que no hay mejor amiga que la madre.
Asimismo, las jovencitas reciben las visitas de sus familiares todos los viernes a las 17 horas, todas tienen derecho a mantener el vínculo. Y aquéllas que tienen familiares, que desean llevárselas los fines de semanas pueden hacerlo.

-¿Qué tareas realizan las adolescentes?
-Hay una de las chicas que es la encargada general, la que abre la puerta, controla todo cuando yo no estoy, además trabaja en la cocina. Las demás cuidan a sus chicos, lavan sus ropas, van limpiando la casa y van preparando todo el comedor para cuando llega la hora de almorzar. Y hay otro grupo, que está en la escuela, hacen una vida de hogar.

-¿Las chicas cuentan con un gabinete psicológico que sirva de contención?
-Sí, contamos con psicólogas y además yo las llevo a las chicas a la Institución el Sol, donde se encuentran los psicólogos, especialistas en tratar gente que tiene problemas con las drogas. Además asisten al Paido, la clínica psiquiatrita donde reciben el apoyo adecuado, en el caso que sea necesario. También, tenemos a una fonoaudióloga, una psicopedagoga y una asistente social.

-¿Si tuviera que hacer un pedido a la sociedad, cuál sería?
-Necesitaríamos 11 chapas y membranas, para poder reformar todos los maltratos que hemos sufrido a causa de la tormenta. También aceptamos cualquier tipo de donaciones, como alimentos, calzados o ropa.

-¿Quisiera agregar algo más?
-Sí, que cada día que pasa me siento una madraza, siento satisfacción y orgullo cada vez que pasa el tiempo y una de las nenas se va recuperando. Así mismo, se lo muestro a la gente para que vea y confié en que todo se puede. A las madres que aman a sus hijos y los cuidan, no les tengo que dejar ningún consejo, porque tienen experiencia y saben darles amor a sus bebés.
A nosotras las mujeres, nadie nos enseña a ser madre, nacemos madres desde pequeñas. Por eso yo tengo fe en la gente de Rosario, porque quienes me han ayudado siempre fueron los humildes.

La otra cara de la moneda del dolor
Andrea, tiene 18 años y hace un año y siete meses que está viviendo en el hogar Madres Solteras Primerizas, “llegué un poco flaca, no tenía ánimo de nada, me comportaba mal, la hacía renegar a la señora Raquel. Después me dí cuenta tarde, que la señora me había tomado confianza y empecé a comer y por suerte subí de peso”
La pequeña de ojos verdes, llegó al instituto por haberse fugado de su casa. “Me fui de mi casa por mi tío y con el tiempo me dí cuenta que mi mamá se preocupaba, pero a la vez yo no podía creer que mi tío fuera de la manera que era”.

-¿Llegaste a tener algún problema grave con tu tío?
-Sí, intento abusar de mí, pero por suerte no me llegó a tocar. Las intenciones estuvieron y mamá cuando se enteró me ayudó mucho y me creyó, para mí eso fue fundamental. Ella no quería que estuviera en el barrio de mi tío, pero yo seguía estando porque mi prima estaba amenazada por él.
Mi tío la obligaba a mi prima a trabajar, sino le traía plata, le pegaba. Entonces, yo no quería alejarme de ella, me instalaba en ese lugar y no le hacía caso a mí mamá que me pedía a gritos que me alejara de toda esa basura. Ese lugar, es un lugar sucio, el ambiente no sirve y en la casa donde está mi tío todo es malo.

-¿Cuáles fueron tus cambios ahora que estás en el hogar?
-Cambié mucho, me olvidé de todo eso feo que viví, me lo saqué de la cabeza, no tengo intenciones de regresar a ese barrio. Y mi cambio también se debe a que mi mamá está empezando a vivir de nuevo la vida de ella. Mi tío no abusó de mí pero sí de su hija.

-¿Qué esperas para un futuro?
-Lo que quiero es que seamos todos felices, que no haya más enfrentamientos entre las personas. Que nos saquemos todo el dolor que tenemos dentro para estar mejor. Le agradezco a la señora Raquel, porque me dió mucho amor.

-¿Un consejo para todas las chicas que están en la calle?
-Que todas las chicas confíen en nosotros, porque yo estoy en el hogar y siempre hay mucho amor para todas. Si quieren venir al hogar van a ser tratados bien. Yo soy como la segunda mano derecha de la señora, salgo a todos lados, hago los mandados, lavo la ropa y todo lo que ella me pide trato de cumplirlo, además estoy terminado los estudios.

“Me llamo Lionela, tengo 18 años y hace un año y seis meses que estoy en el hogar”. Es otro testimonio de las adolescentes que viven en la institución y reciben el apoyo de Raquel.
-¿Cómo fue tu llegada al hogar?
-Mi situación fue un problema familiar, hacía más de diez años que estaba con una familia, los defraudé, mentí mucho. Llegó un momento que mi familia se canso, tomaron la decisión de entregarme a este hogar, para que me pongan una serie de límites. Era muy vaga para estudiar, nunca me maltrataron, simplemente me castigaban prohibiéndome las salidas. Me respetaron todo el tiempo y jamás me pusieron la mano encima, fui yo la mala de la película, yo me porte muy mal con ellos.

-¿Por qué te manejabas de forma tan rebelde frente a tu familia?
-Las amistades tuvieron muchas malas influencias en mí, las amistades como dice la señora Raquel, son “pájaros de paso”. Copié mucho de mis amigas y lo hice mal, acá adentro me doy cuenta de todos los errores que cometí.
La familia que tenía era de bien, tengo hermanos grandes que están casados, tienen un buen trabajo y yo desaproveché todas esas cosas. Era una reina en esa casa, no me faltaba nada, me arrepiento mucho.

-¿Actualmente seguís viendo a tu familia?
-No, no tengo contactos con ellos pero me gustaría saber como están. No puedo volver es imposible, porque cuando llegué aquí la señora Raquel habló con mi familia para que me vuelvan a recibir y no me aceptaron. Entonces, desde ahí yo empecé a tener rencor contra ellos, pero después con el tiempo me dí cuenta que me había equivocado y mucho.

-¿Actualmente estás estudiando?
-Sí, estoy terminando el secundario y si Dios quiere el año que viene pienso seguir estudiando en la policía. Lo único que les digo a todas las chicas, es que si necesitan ayuda, vengan porque a mí la señora Raquel me dió todas las posibilidades de terminar el secundario y de poder seguir estudiando.
Por otro lado, les aconsejo a todos los chicos de la calle, que traten de pedir consejos a quienes saben y tienen experiencias, porque el sistema es un desastre actualmente. A veces, veo a chicas de trece o catorce años con una panza y varios hijos, todo está muy degenerado, falta contención y más diálogo y relación con los padres.


 
 
 


De Interés

*Todos los días Charlas de Candi actualizadas

*Si te gusta la poesía ingresá al Rincón de Paula

*Ingresando a Imágenes para Reflexionar paseos virtuales

*Escribinos tu opinión nos interesa

 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Sindicato de Luz y
Fuerza Rosario
Colegio de Abogados
Rosario